El contacto madre-hijo, desde el nacimiento y fundamentalmente en los momentos de alimentación, sirve para establer un vínculo indisoluble. Ese intercambio de miradas habilitará al niño a mirar otros rostros y luego otros objetos de deseo.
La comunicación es más que el intercambio de información, es un proceso humano, inmerso en un contexto social y de causalidad circular.
Los adultos son quienes completan los permanentes intentos comunicativos de los bebés y de los niños.
Más allá de las palabras existe entonces la comunicación.
Algunos niños con trastornos en el desarrollo tienen dificultades para expresarse oralmente. Esta barrera mecánica no es determinante para establer lazos intra e interpersonales.
La comunicación aumentativa alternativa (CAA) es una herramienta más, dentro del proceso multimodal necesario para abordar este tema.
Para asesoramiento e información pueden comunicarse con nuestra institución.

Lic. Karina Morales